SALTO BASE CON TRAJE AÉREO

El Traje aéreo es un tipo de paracaidismo en el cual se utiliza un traje con alas que crea resistencia contra el aire. Aquí la cuestión no es caer sin más, si no volar… (o llegar de un sólo trozo al suelo)

El salto con traje aéreo es considerado un deporte extremo (extremísimo diría yo). La modalidad común consiste en lanzarse al vacío desde un avión. En el momento que se estabiliza la salida del avión, se abren brazos y piernas para que el traje especial que se lleva «hinche las alas», que no es más que una especie de membrana entre los brazos y el tronco, y entre la piernas , simulando la cola de un pájaro o de estas ardillas que saltan de rama en rama… y por cierto el desplazamiento horizontal en esta modalidad suele rondar en unos 140/160 km/h frente a unos 20km/h de descenso vertical (esta vez lo he comprobado a ojímetro, no como los 210km/h de media del Ari Vatanen)

Sacando un poco de tostón de la wikipedia, las alas fueron usadas por primera vez en los años 30 con el fin de incrementar el movimiento horizontal. Estos primitivos trajes aéreos eran hechos de materiales como, lienzo, madera, seda, metal e inclusive huesos de ballena (chúpate esa). Estos trajes no eran muy confiables. De acuerdo a Wingsuit Lore, entre 1930 y 1961, 72 de sus 75 planeadores originales murieron en las pruebas del traje.

En los 90, el paracaidista francés Patrick de Gayardon desarrolló un nuevo traje aéreo que tenia una seguridad y eficiencia incomparable. Desafortunadamente, De Gayardon murió el 13 de abril de 1998 en Hawai mientras probaba una nueva molificación a su traje. Sin embargo, el planto la semilla que creció que se convertiría en una nueva generación de planeadores.

Pero, para variar, la gente que hace este tipo de deportes nunca se conforma y quiere más, en la actualidad, se está «poniendo de moda» una nueva variante, el salto base con traje aéreo desde acantilados. Si vamos sobrados desde un avión, ¿Por qué no añadirle un par de rocas para darle emoción? Atentos al minuto 1:37