KNIGHT RIDER: SUBIENDO LA RAMPA DEL CAMIÓN

Knight Rider (El Coche Fantástico) sigue siendo una de mis series preferidas de los años 80, cómo no,  protagonizada por el flamante actor David Hasselhoff. No necesitaríamos una máquina del tiempo para hacernos una idea de cómo pudo alguien convencer a un poductor de hacer una serie con unos elementos tan… raros. Vamos que el tío que presentó la serie por primera vez diría algo así:

«Miraaa, la serie va a tratar de un apuesto melenudo llamado Michael Knight, que trabajará para una organización super secreta defendiendo a los pobres y desamparados a bordo de un coche super-inteligente-parlante-volador llamado KITT. ¡Éxito asegurado!»

Dejando de un lado las posibles discusiones sobre el guión original, me he topado con otro tipo de discusión de otro ámbito sobre la serie: ¿De verdad KITT podía subir al camión en marcha? Antes de nada planteemos un poco el problema: Tenemos dos objetos en movimiento a una velocidad constante, un vehículo (KITT) y el camión de la compañía para la que trabaja Michael Knight. Como los dos se mueven en un principio a la misma velocidad, la velocidad relativa entre los dos objetos será cero. Entonces lo que se hará es que el coche corra un poco más deprisa para alcanzar el camión y subirse a él. Hasta aquí es donde la teoría nos da una solución evidente pero que, desgraciadamente, en la práctica intervienen muchos más factores como toda una serie de peligros que pueden suceder a la hora de tomar contacto las ruedas del coche, rodando a una gran velocidad, con la rampa del camión.

Los Cazadores de mitos lo dejan bastante claro, puede hacerse sin necesidades de grandes dotes de conducción. A mí este aspecto me ha quedado suficientemente claro. Pero  se me plantean automáticamente otras preguntas…

  • ¿Sería tan sencillo hacer la maniobra con un coche de tracción delantera?
  • ¿ Si intentáramos la maniobra inversa, salir del camión en marcha, el coche perdería el control?
  • ¿Qué tiene que ver todo ésto del camión con Falcon Crest?